Retrato de una mujer en llamas (Mi experiencia)

Antes, quisiera compartir mi experiencia al volver al cine después de unos cuantos meses. Traté de conservar mi ritual solitario de pedir palomitas y mi bebida sin gas, pero en esta ocasión no todos los productos estaban disponibles, así que me conformé con una coca cola sin azúcar. De ahí en mas, los cambios fueron mínimos y nada perjudiciales para que yo pudiera disfrutar de la película. Se que aún no es del todo una buena idea asistir a una sala de cine, pero me moría de ganas por ver esta película. Tomé todas las medidas sanitarias posibles, me puse mi mejor cubrebocas y elegí mi asiento lo mas alejado posible de las otras dos personas que decidieron asistir a mi función. Y ahí estaba yo, casi solo en una sala oscura y volviendo a disfrutar de desconectarme con una buena historia. No estaba preparado para esta película.

La trama comienza simple, pero no usaría esa palabra para calificar los demás aspectos de la película, pero quiero comenzar aquí. Marianne (Noémie Merlant), una joven artista, es contratada para crear un retrato de otra joven, Héloïse (Adèle Haenel). Hay poco contexto, pero acontecimientos importantes son los que nos cuentan para ponernos en perspectiva. Muerte, desafío y negación son los sentimientos que comenzaron a ir atrapándome. Estamos en el año 1770, en donde había prácticas un poco inusuales para comprometerse. El retrato sería enviado como obsequio de bodas al esposo, para que conociera a su futura esposa. Cosa que causaba un conflicto en Heloïse, que había estado lejos de casa, viviendo en un convento y traída de vuelta después de que sucediera una tragedia en su familia. Ella se casaría con un desconocido, y eso no le agradaba. Anteriormente, un pintor había sido contratado para realizar el retrato, pero Heloïse se había negado a posar para el. El pintor no pudo concluir su trabajo y decidió marcharse. Marianne era el segundo intento de la madre de Heloïse para poder enviar el retrato. La tarea esta vez tenía complicaciones, ya que no se tenía que revelar al propósito de Marianne para que Heloïse no pusiera obstáculos. Marianne se convertiría en su acompañante para que así pudiera observarla y en el tiempo libre realizar un retrato de las cosas que recordaba.

Yo no soy un experto en fotografía, pero comparo este aspecto de una forma muy sencilla. Imagino que en algún momento aleatorio de la película se tomará una captura de algún frame, y si ese frame me inspira a colocarlo en mi habitación, significa que la película tiene una fotografía que se conecta muy bien con mi cerebro. Cada imagen y cada escena se convierten en una exhibición que quisiera estuviera en mis paredes, o en mi piel. Si, suena exagerado, pero no me importa. Amé esta película. El silencio predomina, dejando que las expresiones hablen y las miradas canten lo que la historia nos quiere contar. Dos jóvenes que en tan solo unos días llegan a conocerse tanto como para desarrollar un sentimiento que espero algún día cada ser humano pueda conocer. La tarea de entregar ese retrato se vuelve dolorosa y yo deseaba que el tiempo pasara lento y así su mente no pudiera borrar esos momento, que se quedarían bien grabados. Los diálogos a veces son muy poéticos, y en la actualidad ya casi nadie habla con ese cuidado, pero agradezco que el guión fuera así, ya que no dejaba de suspirar con las cosas que se decían entre ellas. “En la soledad encontré la libertad de la que me habló. Pero también me di cuenta que me hacías falta” imaginen que su crush les dice esa frase para ligar. Yo en lo personal me lanzaría a abrazarlo y no lo dejaría ir.

Sin lugar a dudas Céline Sciamma, la directora, logró que se me olvidara que había personas en la sala, incluso olvidara que estaba en una sala de cine. Eso es lo que se debe buscar cuando vas a ver una película, desconcentrarte y que te hagan sentir desde esperanza, hasta un corazón roto. Les recomiendo mucho Retrato de una mujer en llamas. Vayan solos, acompañados o con el rostro de alguna persona en sus mentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s